Así se lo han hecho saber a un ayuntamiento que enviaba sobres de “providencia de apremio y de embargo” junto con el nombre y la dirección del destinatario. La persona insolvente presentó una denuncia a la Agencia de Protección de Datos presentando dos sobres y sus quejas por el tamaño de sus datos personales. Finalmente el ayuntamiento solo ha recibido un aviso y no una sanción económica como es usual con las empresas privadas.

Read More
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.     ACEPTAR